Sobre el autor

kkhl

Alberto García Pujals (1979) nació en Cataluña y se crió en Andalucía. Se licenció en Traducción e Interpretación en Madrid, en Periodismo en Barcelona y obtuvo el Máster en Didáctica del Español en Santander. Pero también limpió alemacenes irlandeses en Dublín, sirvió cervezas inglesas en Brighton, gestionó llamadas de alemanes en Leipzig, enseñó nuestra lengua a los indios de Anantapur y hoy imparte clases de español como lengua extranjera en universidades alemanas como la de Wuppertal o la de Colonia, ciudad donde reside. De las personas con las que se ha ido cruzando en sus correrías se alimentan los personajes de su debut literario Los que lloran, se alegran y usan de este mundo.

Entrevista para Canal Luz

La entrevista para Canal Luz ofrece un perfil de autor de Alberto García Pujals, que hablará del conflicto interior de sus personajes por alcanzar esa plena liberta que la sociedad les arrebata.

"Los que lloran, se alegran y usan de este mundo", una novela que invita a la reflexión sobre nuestros impulsos y los factores sociales que los reprimen...

Entrevista con Universo la Maga

En primer lugar, enhorabuena por tu obra “Los que lloran, se alegran y usan de este mundo”. Resulta tremendamente humana e inquietante a la vez. ¿Cómo surgió la idea de esta novela?

 

Pues la idea surgió de la observación de cuántas reglas sociales delimitan nuestro comportamiento y, así, nuestras decisiones y, así, nuestros deseos y, así, nuestros impulsos... hasta que nuestra libertad, esa original de hacer absolutamente lo que nos dé la gana aquí y ahora, queda muy reducida. Y como es un comportamiento heredado de generaciones anteriores, casi no nos damos ni cuenta. El entramado de historias verídicas de los personajes descansa sobre esa represión de la libertad individual, cómo todos se rebelan por alcanzar la felicidad y a qué consecuencias se ven condenados por disfrutar de la vida a su manera.

“Los que lloran, se alegran y usan de este mundo” es una novela coral, en la que nos sumergiremos en la vida personal, casi cabría decir en sus más escondidos rincones psicológicos, de un buen puñado de personajes. ¿Resultó arduo buscar la voz literaria que definiera a cada uno de ellos, investigar en sus pulsiones, elevarlos tan minuciosamente al estado de realidad?

 

Lo más complejo fue verbalizar pulsiones sexuales tan extremas sin que quedara ordinario e idear escenas perversas en las que quedaran plasmadas, insisto, sin que quedara ordinario. ¿Ves?, yo también autolimito mi libertad incluso en la ficción. También fue complicado combinar los pensamientos en cursiva con el narrador en redonda y los diálogos con plecas, de igual modo que en la vida tampoco es fácil combinar lo que se piensa con lo que se dice y con la realidad al mismo tiempo. Y por último, había que idear una simbología que sustentara los conflictos de los personajes: sexo, citas bíblicas, drogas, animales domésticos, expresiones artísticas, intervenciones de la policía, violencia, humor, etc. El proceso me llevó cinco años y medio.

Actualmente impartes Español como Lengua Extranjera en las Universidades de Wuppertal y de Colonia, pero previamente desempeñaste multitud de empleos. Estamos seguros que todas esas experiencias te aportaron material literario a tu vida, háblanos un poco de ello.

 

Sí, el hecho de ser español y haber vivido en Inglaterra, Irlanda, Alemania y la India me ayudó a ver la misma limitación de nuestras libertades individuales desde diferentes perspectivas. No te vayas a creer que Europa Central se libra de esas restricciones a la libertad, porque aquí hay muchas reglas sociales que uno tiene que acatar: llamémoslo civismo. Pero lo que más me impresionó fue mi vida en la India rural, donde la gente también es encantadora pero yo mismo tenía que mirar con lupa lo que decía o hacía, no fuera que me perjudicara en el trabajo y demás gestiones diarias. El vivir yo mismo la restricción de mi libertad individual me inspiró mucho.

“Los que lloran, se alegran y usan de este mundo”, tu debut literario, se publicó hace sólo unos meses. ¿Qué tal está siendo la acogida de esta novela?

 

No me puedo quejar. Existen cinco reseñas de la novela y bastantes más artículos de prensa, dos entrevistas y una presentación en una serie de literatura en Miami. Y esto lo he conseguido sobre todo implicándome con la editorial en las publicaciones online. Después de que hubiera cierta presencia de “Los que lloran...” en la red, una publicación en papel y una cadena de televisión aceptaron hablar de la novela, pero sin Internet no creo que hubiera ido tan bien.

¿Qué proyectos literarios tienes para el futuro? ¿Presentarás tu novela a lo largo de 2014?

 

“Los que lloran...” la presentaré la primera semana de octubre en Miami, como decía, en la serie de literatura del festival hispano Celebrate Orgullo. A los organizadores les gustó lo insólito de que una de las protagonistas fuera una prostituta transexual y tuviera un cliente que descubrió el pene en la mujer como complemento irrenunciable de su heterosexualidad. Me alegré mucho de que me incluyeran en el programa junto a otros escritores de renombre, como te imaginarás, ya que no escribo precisamente literatura para todos los públicos... La segunda novela está empezada y creo que he encontrado una forma de adentrarme todavía con más profundidad en el alma de los personajes. Ya te contaré.

 

¿Qué opinas de Internet? ¿Ha sido una lanzadera para muchos escritores que de lo contrario habrían estado condenados al anonimato o, por el contrario, piensas que la cultura online entorpece el crecimiento de la literatura?

 

Internet da voz a talentos que antes de la era digital no hallaban proyección o se les descartaba por criterios comerciales. Ahora, con los puntos de venta online cualquiera que se lo proponga puede poner a la venta su libro autoeditado y promocionarlo mediante las redes sociales, existen blogs de literatura donde se habla tanto de noveles como de autoeditados, blogueros que publican su poesía, sus relatos cortos, etc. Me parece que estamos presenciando una democratización de la cultura literaria.

 

Por último, ¿qué opinas sobre el futuro del libro impreso frente al libro digital? ¿Hay posibilidad de convivencia o un formato desbancará al otro?

 

Como el libro digital simplifica el proceso productivo de la edición por elminar la imprenta, la distribución geográfica y el punto de venta físico, aparte de que las tablets son cada vez más sofisticadas y asequibles, podría decirse que el libro digital irá ganando terreno. Sin embargo, también es verdad que la moda vintage de lo nostálgico puede dejar ese hueco de mercado a lectores que prefieran tener el papel en sus manos. Así que me parece que a ambos formatos les queda una larga conviviencia en armonía.

http://universolamaga.com/blog/entrevista-alberto-garcia

 


Entrevista con La ventana de los libros

―¿Qué podemos encontrarnos en tu novela y a qué público va dirigida?

Los que lloran, se alegran y usan de este mundo la veo para un público independiente, librepensador, nada conservador y comprensivo con quienes son diferentes. Y esto lo digo por lo peculiares que son los personajes, ya que no todo el mundo conoce a una prostituta transexual como la Trini, ni sabe de algún hombre que tenga predilección por las transexuales a la hora de buscar pareja, como Valentín. Algo que podéis encontrar en la novela es gente que empieza buscando la felicidad en una atracción atípica y se acaba encontrando con mucho más. En este sentido se sale del género erótico y se convierte en un canto a la vida.

―¿Cómo se te ocurrió la idea de la trama?
Pues se me ocurrió porque sé de gente que vive historias parecidas a las que ocurren en Los que lloran... y me pareció que había que darles voz y un toque de humor, por duras que fueran. Y es que es una pena que vivencias que muestran ese optimismo y buen humor en la búsqueda de una felicidad improbable se queden en una mera anécdota contada entre copa y copa. Tenemos mucho que aprender de gente así.

―¿Uno o dos adjetivos que definan a tus protagonistas?
Luchadores.

―¿Qué crees que le falta a la literatura actual?
Lectores. Puede que me equivoque, pero creo que hay demasiada gente que lee muy poco o nada en absoluto. Y es una pena, porque cada libro es como una ventana abierta a una faceta del mundo, nos muestra algo en una reflexión profunda. Esto significa que los que leen mucho se han visto envueltos en situaciones, han observado a personas, las han juzgado, admirado u odiado, pero sobre todo, las han analizado y eso es justo lo que le da uno tablas, no solo el haber visto mundo, sino también el haberlo leído. Pero esto no es más que una visión personal.

―¿Cómo te ves dentro de unos años?


Luchando y cantándole a la vida.

Si quieres enviar un e-mail, puedes usar este formulario:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Comentarios: 0

Redes sociales

http://t.co/FhpUo8j9lz hace 2 horas
http://elcantodelpregonero.wordpress.com/

Otras publicaciones

Universidad Metropolitana Autónoma de México

http://relinguistica.azc.uam.mx/no012/a01_Garcia.htm
http://relinguistica.azc.uam.mx/no013/art04_gramatica%28Garcia%29.html

MarcoELE: publicaciones científicas en lingüística aplicada

http://marcoele.com/estrategias-de-retroalimentacion-correctiva/

Desde Macondo: divulgación sobre lingüística

http://desdemacondo.eu/Numero05.html

Contacto y compra

En amazon.es

albertogpujals79@hotmail.com